Las apariencias no engañan, las que engañan son las expectativas

Hoy te voy a hablar de las expectativas Es muy común situar en un trabajo o en los jefes expectativas muy altas o muy rígidas, que muchas veces se convierten en una sensación de desilusión, falta de reconocimiento, desengaño, soledad… Desarrollamos un circulo de deseos y esperanzas, poniendole a ese trabajo o jefe algo que no es. También es cierto que funcionan como motor motivador de cambio ya que generan un esfuerzo extra y una actividad cerebral mayor y que incluso amplían nuestro pensamiento y ejecución de tareas en ocasiones. Pero el problema está en que si las expectativas no están bien puestas, sino recorriste y analizaste las variables correctas, sino planificaste, sino corregiste tu camino al andarlo, se convierten en una gran
trampa, vos mismo tejiste una telaraña donde en principio sentís estar atrapado.
Se me viene a la cabeza Miguel Ángel y lo que se conoce como efecto Michelangelo pero lo vamos a aplicar al trabajo. El era un pintor, arquitecto y escultor que tenia la capacidad de ver en la piedra una obra de arte y a medida que esculpía pedacito a pedacito, creaba esa obra ideal. Que quiero decir con esto? Que
las relaciones sanas se construyen tratando desarrollando a ambas partes al jefe y al colaborador, al lugar para el que trabajo y a mi en mi rol y eso solo sucede en una construcción diaria y mutua no solo desde mi ideal rígido que es lo que me hará angustiar. El efecto Miguel Ángel puede ser un gran aliado o nuestro mayor enemigo.

Por lo tanto crearnos expectativas rígidas e ir solo por ello no funcionará. Sugiero considerar los cambios del día a día, del recorrido y entender que crear en el minuto a minuto, esculpiendo pedacito x pedacito, piedra a piedra pensando y repensando en la acción va a generar nuestra propia obra de arte, la hermosa conjunción entre el pensar y el hacer. ¡Saludos y hasta el próximo post!
Lic. Analía Tarasiewicz

#TrabajáMejor Psicología especializada en problemas del trabajo.


Solicitá una entrevista al teléfono 5217.0155 📱 
Atendemos en Microcentro y Nordelta. También vamos a tu empresa

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *